Pocas cacerolas pero mucha comida: la movilización silenciosa de un barrio obrero de Madrid para ayudar a sus vecinos

Por su interés reproducimos este artículo sobre la excelente labor de las vecinas organizadas de Aluche

Los vecinos de Aluche asumen un servicio social que creen que debería corresponder a las administraciones: alimentar a quienes se han quedado en la estacada. “Un plato de comida caliente ayuda y a mí no me cuesta nada”, afirma una donante.


“La alimentación es algo donde tienen que surgir el resto de acciones: si una persona no está bien alimentada, poco más puede hacer. Un plato de comida caliente ayuda a cualquiera, hay mucha gente que lo necesita y a mí no me cuesta nada”. Quien habla es Yolanda, vecina del barrio de Aluche, en Madrid. Ha sido una de las primeras donantes del viernes tarde. Acaba de dejar un par de bolsas en la puerta del número 69 de la calle Quero, sede de la asociación vecinal convertida desde hace más de un mes en improvisado almacén de alimentos. Lunes, miércoles y viernes se recoge. Sábados y domingos se reparte. “Vi las imágenes de gente haciendo cola y, como me pilla cerca de casa, aproveché la última vez que fui al super y compré más para luego traerlo.

Continue reading