En esta pandemia la clase obrera pone los muertos

Una vez más, queda confirmado el telón que separa a la clase obrera del resto.

Un telón que no solo se refleja en el pobre mantenimiento de las aceras y las calles, falta de limpieza por parte del ayuntamiento, falta de trabajo y mayor paro por lo tanto, hacinamiento o infraviviendas, si no que también en una menor esperanza de vida, mayor porcentaje de enfermedades profesionales y menor salud en general.

Ahora también, la pandemia nos golpea más fuerte en los barrios obreros. Más transporte público, más desplazamientos al trabajo, menos posibilidad de teletrabajo hacen que, como siempre, la clase obrera ponga los muertos.

Reproducimos el artículo de elplural a este respecto

Los distritos del sur de Madrid, que cuentan con las rentas más bajas, son los más castigados por el incremento de positivos de coronavirus, registrado por las pruebas PCR en esa comunidad autónoma. Usera, Villaverde y Carabanchel cuentan con los mayores índices de casos por cada 100.000 habitantes, en los últimos 14 días.

En el otro extremo, los distritos que registran menor incidencia de la enfermedad son Chamberí, Fuencarral-El Pardo y el distrito de Salamanca, según datos recogidos en el Informe Epidemiológico de la Comunidad de Madrid, adelantados por La Razón.

Según ese informe, desde el 11 de mayo hasta el 10 de julio, el número de casos diarios de coronavirus confirmados fue estable con pequeñas variaciones, sin embargo, en las últimas cuatro semanas se observa un aumento de contagios, en especial los últimos siete días. 

Carabanchel, Usera, Puente de Vallecas, Villaverde y Latina

El número de contagios registrados en los últimos 14 días, según los datos de la Comunidad de Madrid, es mayor en Carabanchel (538 casos), Usera (455 casos), Puente de Vallecas (454), Villaverde (337) y Latina (325 positivos). En el lado opuesto se sitúan Barajas, con 41 positivos, Vicálvaro, 84 casos, Moratalaz 103 y los distritos de Chamberí y Moncloa-Aravaca con 109 casos confirmados en los últimos 14 días.

En cuanto a los municipios de la región, los que peor situación reflejan en cuanto a la incidencia de la pandemia por habitante, son Móstoles, Torrejón de Ardoz y San Sebastián de los Reyes y los que presentan menor incidencia en los últimos siete días son Colmenar Viejo, Aranjuez y Coslada.

La posibilidad de contagios se cuadriplica

En cuanto a Madrid capital, pese a tener el mayor número de casos registrados, 2.573 positivos en la última semana, se sitúa en 78,8 contagios por cada 100.000 habitantes, frente a los 119 de Móstoles, aunque lejos de los 5,9 de Colmenar Viejo. Además, la capital es la que mayor número de contagios aporta al total de los casos de la región. De los 17.092 positivos en toda la Comunidad, desde el 11 de mayo al 9 de agosto, la capital registraba un total de 8.984 contagios.

El 74% de los casos registrados, según el informe, están en el rango de edad entre 15 y 59 años lo que, según afirmó ayer la consejera de Presidencia, Eugenia Carballedo, afecta al control de la infección, ya que se está observando que se ha cuadruplicado el número de contactos a los que una persona positiva en Covid-19 puede alcanzar a contagiar.

La edad de los contagiados va en descenso. Si entre el 11 de mayo y el 9 de agosto fue de 42 años, la de los últimos 14 días (del 27 de julio al 9 agosto) fue de 35 años y en los últimos siete días fue 36 años.

El mayor número de contagios se da entre los 15 y 29 años

El grupo de edad entre los 15 y 29 años es el que mayor porcentaje de casos confirmados de coronavirus presenta, tanto desde el 11 de mayo, como en los últimos 14 y siete días.

Un total de 1.285 personas de este segmento de edad se contagiaron en la última semana, frente a las 860 de la anterior. A éste, le sigue el grupo de edad comprendido entre los 30 y los 49 años, en iguales periodos de siete y 14 días.

La mortalidad, sin embargo, sigue siendo mayoritaria en los personas de más edad, que también es la que mayor proporción de ingresos hospitalarios registra.

El grupo de edad más afectado es el de más de 80 años, en torno al 70% de las defunciones, aunque las muertes aumentan en proporción a partir de los 60-69 años.

Más UCI entre los 30 y 59 años

Se da la circunstancia de que, a pesar de que los ingresos en los hospitales son de forma mayoritaria a partir de los 70 años, los pacientes que han requerido su ingreso en la UCI en este periodo, son mayoritariamente los comprendidos entre los 30 y los 59 años. Por sexo, el 54% de los casos detectados fueron mujeres.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s