En la lucha por los derechos Lgtbi

En los últimos días algunos dirigentes y cargos públicos del partido Ciudadanos han salido en tromba a difamar a nuestro Partido y al comunismo en general acusándonos de una presunta homofobia. Estas declaraciones solo manifiestan una cosa: su extrema ignorancia.

El PCE ha estado a la vanguardia en la defensa de los derechos del colectivo LGTBI en nuestro país, como demuestran estos hitos.

En 1977, un grupo de militantes del PCE fundan en Madrid el Movimiento Democrático de Homosexuales, una de las primeras organizaciones que reivindicaba sus derechos y luchaba contra la homofobia.

En 1978, es el PCE quién presenta la enmienda a la proposición de Ley para modificar la Ley de Peligrosidad Social formulada por el PSOE que criminalizaba al colectivos LGBT: fue la primera ocasión en la que un partido político defendió que la homosexualidad dejara de ser ilegal.

En julio de 1986 el PCE celebra las primeras Jornadas sobre la cuestión homosexual, organizadas por su Comisión Gay y el Área de Movimientos Sociales del Comité Central.

Un años después, en 1987, el trabajo del PCE y de IU en el Congreso, haciéndose eco de la demanda del movimiento LGTBI permitió la eliminación de las fichas policiales generadas por “homosexualidad masculina o femenina”.

En 1994, IU lanza la Proposición de Ley sobre protección social, económica y jurídica de la pareja, que por primera vez reconoce a las parejas del mismo sexo.

En 1999, es IU quien realiza la primera Proposición No de Ley sobre el derecho de las personas transexuales a cambiar de sexo, y en 2002, la primera propuesta de modificación del Código Civil para conseguir el objetivo del matrimonio igualitario. Cuando esta cuestión se aprueba en 2005, es IU quien defiende el derecho a adopción de estas parejas.

Igualmente, en 2005, es IU quien realiza la primera propuesta para exigir indemnizaciones para las personas represaliadas antes de la Constitución del 78 por razón de orientación sexual e identidad y expresión de género y quien propone incluir la cirugía de reasignación y los tratamientos sanitarios en el catálogo de prestaciones sanitarias de la Seguridad Social.

Desde entonces hasta nuestro días, han sido continúas las iniciativas parlamentarias en este sentido: sobre la atención a la diversidad afectivo-sexual y contra laLGTBIfobia en el sistema educativo, sobre la celebración de matrimonios entre personas del mismo sexo en los consulados españoles, sobre la LGTBIfobia en el deporte, para instar a la aprobación de una Ley Integral contra la LGTBIfobia y por el respeto a la diversidad en torno a la orientación sexual y la identidad y expresión de género.

El PCE e Izquierda Unida han presentado diversas leyes de igualdad autoómicas:Andalucía, Galicia, Aragón, Extremadura, País Valenciá, Cataluña y logrado la aprobación de legislaciones pioneras como la Ley integral para la no discriminación por motivos de identidad de género y reconocimiento de los derechos de las personas transexuales de Andalucía. Una ley que peligra gracias a la alianza que mantiene Ciudadanos con la ultraderecha homófoba del PP y VOX.

Ante estos argumentos, acorralados por la evidencia, estos supuestos “liberales” recurren a la Revolución Cubana y a la Unión Soviética para evitar responder por sus propios actos y escapar de su responsabilidad por estar permitiendo la presencia de VOX, partido machista que promueve el odio a las personas LGTBI en las mesas de parlamentos autonómicos y por sostener gobiernos y compartir gobiernos del PP.

El PCE solo puede responder y responde por sus actos, pero no dejamos pasar que se difame o se tergiverse la historia de la Revolución Cubana y de la Unión Soviética.

La República de Cuba despenalizó la homosexualidad en 1979 y creo el CENESEX que junto al gobierno cubano trabajan para revertir la situación de desigualdad que aún persiste. La cirugía de reasignación es gratuita desde 2008. El Partido Comunista de Cuba incluyó entre sus principios la defensa del colectivo LGTBI en 2003 y el propio Fidel Castro en 2010, en un ejercicio de autocrítica ejemplar calificó la presecución de las primeras décadas de la Revolución como “una gran injusticia”.

No hemos oído al Gobierno de España, a la Iglesia o a los partidos políticos que insisten en patologizar, restar derechos y estigmatizar a las personas LGTBI, tal y como hace Ciudadanos, ni disculparse ni exigir una disculpa por la persecución, la tortura, el encarcelamiemto o el asesinato de personas LGTBI durante la dictadura franquista, ni una propuesta en torno a la defensa de los Derechos Humanos y la libertad relativas a la orientación sexual y la expresión o identidad de género.

La URSS fue el primer país de Europa en despenalizar la homosexualidad en 1922, medio siglo antes de los acontecimientos de Stonewall. A pesar de ello, la pesada herencia cultural y religiosa de la mayoría del pueblo y de la dirigencia soviética se impuso, provocando un grave retroceso que persiste hasta hoy y que siempre hemos criticado. Pero ese paso atrás condujo a la URSS, ni más ni menos a la situación que existía en el resto de Europa donde la diversidad de orientación sexual nunca fue legal hasta los años 70 del siglo pasado, cuando no en los años 90. Por eso mismo estos “argumentos” que pretenden descalificar a la URSS son simplemente hipócritas.

Estos “ciudadanos” pueden hacer una cosa bien sencilla para ser bienvenidos en el Orgullo: romper con los partidos LGTBIfóbicos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s