¿Hacienda somos todos? Pues parece que no

Economia_sumergida_por CCAA

El 80% de los inspectores y técnicos de Hacienda están dedicados a perseguir el pequeño fraude fiscal de los profesionales autónomos, las pymes y los trabajadores, mientras las grandes empresas y corporaciones financieras tributan menos del 3,5% y el 80% de ellas posee filiales en paraísos fiscales, según han denunciado este miércoles en rueda de prensa en un hotel de Madrid, el secretario general del sindicato Gestha de técnicos de Hacienda, José María Mollinero, y el profesor Jordi Sardà de la Universidad Rovira i Vigili, en la presentación de suinforme sobre el fraude fiscal y la economía sumergida.

Si tomamos los resultados económicos de las grandes empresas del Ibex-35 y los contrastamos con su aportación fiscal, resulta que las grandes corporaciones no llegan al 3,5% de pago de impuesto de sociedades. El dato contrasta con la afirmación del ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, quien viene asegurando en todos los foros que con su gestión las grandes empresas ya pagan entre el 7 y el 8%. Sardà y Mollinero denunciaron “la ineficacia de la Agencia Tributaria” contra el gran fraude y los grandes patrimonios, y atribuyeron la creciente elusión y evasión fiscal a “la falta de voluntad política” y a que “el Gobierno mira para otro lado”.

Los técnicos de Gestha argumentaron que si los responsables políticos quisieran, el fraude fiscal se reduciría drásticamente, como ha ocurrido con los accidentes de tráfico gracias a la actuación de la DGT. Claro que para ello habría que igualar la ratio de técnicos de Hacienda con Francia o Alemania, que cuentan con un empleado del fisco por cada 860 y 729 ciudadanos, respectivamente, mientras en España solo hay uno por cada 1.928 contribuyentes.

Mollinero denunció “la corrupción y la baja moralidad de las elites” como factores decisivos del aumento del fraude y, sin citar los casos Gürtel y Bárcenas de corrupción del PP, con cuentas en Suiza, ni entrar en la evasión de dinero a Suiza del yerno del Rey, Iñaki Urdangarín y su esposa y socia, la infanta Cristina de Borbón, reclamó nueve medidas que el Gobierno podría adoptar, entre ellas, “transparencia y honradez”. En términos operativos pidió mayor y mejor coordinación entre la Agencia Estatal Tributaria y las Haciendas autonómicas, creando una base de datos fiscales única; mayor dotación de personal y “más autonomía de los técnicos en su día a día, lo que implica la reorganización del Ministerio de Hacienda y la adaptación de la Administración Tributaria y Financiera de acuerdo con los modelos de los países con menos fraude”.

Distribucion_provincial_economia_sumergidaGráfico: Gestha

El talón de Aquiles del fraude en España es la economía sumergida, que al cierre de 2012 alcanzó la cifra de 253.000 millones de euros, el 24,6% del PIB. Esto significa que la actividad económica “en negro” creció a un ritmo de 15.000 millones anuales desde 2008, y subió casi siete puntos, pasando del 17,8% en ese ejercicio (193.626 millones de euros) al 24,6% mencionado. En 2009, considerado el año más duro de la recesión, el dinero oculto se disparó en más de 27.000 millones de euros.

Según el informe de Gestha, dirigido por el profesor Sardà, al tsunami del ladrillo le siguieron como causas del fraude, el espectacular incremento del desempleo hasta alcanzar el 26% de la población activa a finales de 2012, las subidas de impuestos, que no fueron acompañadas de un eficiente control tributario y “la multiplicación de casos de corrupción política y empresarial”. Hoy el 95% de los españoles cree que existe “bastante y mucho” fraude fiscal y que España sufre “un grave problema de moralidad”.

Junto a esos factores, el informe de Gestha incide en “el uso masivo de billetes de 500 euros”, que representan el 73,7% del efectivo en circulación. “Estos billetes son el instrumento preferido por los defraudadores para saldar operaciones al margen del fisco” y en España se utiliza el 17% de los que se manejan en la zona euro. Aunque el informe no ofrece cifras sobre el incremento del fraude y la economía sumergida en el último ejercicio, Mollinero aseguró que pese a la amnistía fiscal decretada por el ministro Cristobal Montoro “ha habido un aumento” y la conciencia fiscal se ha visto sensiblemente deteriorada. Los técnicos de Gestha se mostraron abiertos a colaborar con las formaciones políticas que lo soliciten para mejorar el sistema fiscal en materia de transparencia y equidad ante la reforma fiscal que prepara el Gobierno.

Noticia publicada en cuartopoder

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s