Encierro del Grupo de Vivienda de Latina

Integrantes de las asambleas de vivienda de Latina y Tetuán, en Madrid, han protagonizado hoy un encierro en la sede central de Bankia con el fin de conseguir soluciones habitacionales para dos afectados, Gema Martínez y Miguel Ángel. Mientras que este último ha conseguido la dación en pago y un alquiler más bajo que el precio de mercado, Martínez ha salido del encierro sin soluciones, al no obtener la condonación de la deuda de su piso y el alquiler social que solicitaba.

 En torno a las 17 horas una treintena de activistas de ambos colectivos ha entrado en el edificio, sito en la plaza Celenque, para tratar de negociar una solución para los dos afectados. A pesar de que en un primer momento desde la conserjería del edificio han asegurado que no había ningún responsable que les pudiese atender, ya que Bankia se encuentra actualmente en un proceso de externalización y reestructuración y los departamentos se habían supuestamente mudado, finalmente han conseguido negociar ambos casos.

“Tengo una hipoteca con mi ex marido –a quien no ve desde hace meses y ya ha denunciado por motivos personales– y pido la condonación al menos parcial de mi deuda y un alquiler social porque no tengo otro sitio, ahora mismo estoy en el paro y no tengo otra posibilidad”, explica Martínez, afectada e integrante de la Asamblea de Tetuán. Lleva meses intentado negociar con el banco sin obtener respuesta. En su oficina de Bankia le enviaron al departamento de Recuperaciones, donde se gestionan las viviendas de inquilinos que son desahuciados y que pierden la propiedad de su morada, y desde entonces se han negado a concederle sus peticiones. “Dicen que tengo muchos años para pagarlo y que como aún no hay fecha para el desahucio no hay posibilidad de alquiler social”, indica. Su deuda supera los 100.000 euros, a falta de una cifra específica porque nadie le ha concretado el montante total, y asegura que su objetivo principal es la condonación de la misma “para poder tener una vida normal”. Hoy no ha conseguido su objetivo, ya que Fernando Masa, coordinador de Recuperaciones Territoriales de Bankia, le ha asegurado que no va a obtener la condonación de la deuda nunca, según ha relatado Martínez. “Tienen una escala de gravedad social, del 1 al 10, y dicen que estoy en un 2, que hay mucha gente que tiene cáncer o problemas de minusvalías graves y que no voy obtener lo que pido”, comenta. Por su parte, Álvaro P., de la Asamblea de Vivienda de Tetuán, quien ha acompañado a la afectada durante la reunión, ha declarado: “Sabemos que está aquí, sabemos quién es y evidentemente volveremos a verle hasta que le convenzamos”.

Miguel Ángel, el otro afectado, acompañado por la Asamblea de Vivienda de Latina, ha tenido más suerte. Hoy ha conseguido la dación en pago y un alquiler más bajo que el precio de mercado por su piso del barrio de Las Águilas. “Miguel Ángel ha mantenido diversas negociaciones con el banco, y a pesar de que le aseguraron que en principio iba a obtener la dación en pago, la negociación derivó en una serie de encuentros infructuosos debido a un derrama por a unas obras que hizo su comunidad”, indica Violeta C. de Vivienda Latina. El próximo martes estaba prevista la subasta de su piso y hasta hoy la última oferta de Bankia era pagar 4.500 euros por adelantado, en concepto de un año de alquiler, pagar una suma más por el arrendamiento, firmar la dación en pago, dejar su piso y esperar a que el banco encontrase una nueva vivienda para él, sin conocerse la ubicación y el inmueble final. Por ello, la intención de los activistas era paralizar la subasta y conseguir un acuerdo más ventajoso para Miguel Ángel, algo que han conseguido, ya que la semana que viene firmará la dación en pago y un alquiler “casi al precio de mercado pero más bajo, sin ser social”, explica Violeta. El afectado no ha abonado nada por su piso en los últimos tres años, y el acuerdo con el banco implica un primer pago de 3.000 euros, en concepto de un año de alquiler, más 150 euros al mes. “Ha hecho cuentas y son 400 euros al mes, más o menos lo que conseguiría por una vivienda en peor estado en su barrio”, afirma la activista.

Álvaro P., de la Asamblea de Vivienda de Tetuán, explica que “hasta ahora en la plaza Celenque estaba el departamento de Recuperaciones pero, al parecer, desde el mes de diciembre Bankia se ha deshecho de estos activos y ahora los gestionan unas empresas privadas de las cuales no conocemos ni su nombre”. Según este colectivo, “el banco se niega a decir dónde están, por lo que hoy venimos aquí para que al menos nos digan cuáles son esas empresas para poder reclamar una solución para los afectados”. Además, denuncian que “con la reestructuración financiera los bancos se están deshaciendo de los activos entre comillas tóxicos y se los están colocando a empresas de capital de riesgo y demás, que son las que van a gestionar las casas de los afectados”, algo que imposibilita que los desahuciados y las personas con problemas debido a su hipoteca puedan reclamar en su entidad de siempre.

Noticia extraída de http://disopress.com/gallery.php?mode=all&id=MDEzMTMxZTZmMjk3Nw==&page=1

BeK0e4PIcAAI4_N

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s